Constitución garantiza irreversibilidad del socialismo cubano, afirman en Camagüey

Trabajadores de la casa de cambio, CADECA, de la calle República en esta ciudad destacaron la relevancia histórica del Proyecto de Nueva Constitución de la nación que reafirma la irreversibilidad del modelo económico, político y social cubanos.

En esa institución bancaria para el canje y recanje de monedas extranjeras por pesos convertibles y para la compra y venta de moneda nacional, su colectivo debatió la nueva ley de leyes en el contexto del proceso de consulta popular que se desarrolla en todo el país.

Deisi Corpso Pascual, destacó como fundamental de la reforma mantener además el papel rector del Partido Comunista de Cuba (PCC), en la sociedad, proponer cambios en la estructura del Estado y ampliar los derechos humanos.

En tanto la trabajadora Deysi Cruz Rodríguez, recalcó el legado del líder histórico, Fidel Castro Ruz y el papel del Partido nacido de las principales organizaciones políticas que contribuyeron a triunfo de la Revolución el 1ro de enero de 1959.

De igual forma manifestó que el Proyecto de Constitución de la Republica de Cuba mantiene las principales conquistas: la educación y la salud gratuita, entre muchas otras garantías.

Deysi Cruz Rodríguez patentizó que el documento deja claro la  irrevocabilidad del socialismo y el sistema social de la isla, aspecto incluido en el capitulo tres. Añadió que la ley de leyes no da facultad a persona para invalidar la Constitución tras ser aprobada en referendo general.

La carta magna referente a la distribución de la riqueza con arreglo al trabajo aportado, enfatiza en la distribución equitativa de los servicios sociales y universales, entre otros beneficios, expone Cruz.

El proceso de consulta popular, iniciado el pasado 13 de agosto, concluirá el 15 de noviembre próximo y permite a los ciudadanos la posibilidad de debatir, enriquecer y contribuir a la versión final de la nueva carta magna.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Videos TV Camagüey

Ciudad que vivo, Ciudad que soy