Visita Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez a Baracoa

Hay que mantener a Baracoa bonita y preservar sus tradiciones, indicó Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al intercambiar con pobladores y autoridades de este municipio como parte de la visita de Gobierno iniciada ayer a esta oriental provincia y que lo llevó también a Maisí.

El recorrido del Presidente cubano inició por la fábrica de chocolate Rubén David Suárez Abella, instalación inaugurada por el Che y sometida hoy a un proceso de modernización tecnológica que le posibilitará triplicar su producción actual, mejorar la cantidad de los surtidos y diversificarlos.

Dicha inversión se sustenta en el programa de encadenamiento del cacao, el cual contempla la recuperación del cultivo (afectado severamente por el huracán Matthew) y su aprovechamiento industrial óptimo.

A esta industria hay que ponerla también en función de generar fondos exportables, señaló Díaz-Canel, y comentó que hay que darle valor agregado a renglones como la manteca y el licor de cacao y así lograr mayores ingresos para el país.

Indagó por la capacitación de los trabajadores para explotar con eficiencia el moderno equipamiento y por el embalaje, aspectos tenidos en cuenta en la modernización, según explicó Ríder Londres, inversionista de la obra.

Ante otra pregunta del Presidente, el especialista en Tecnología afirmó que en diciembre deben concluirse algunos objetos de la obra civil, lo que posibilitará ir montando el equipamiento tecnológico para iniciar las primeras producciones en mayo venidero, si bien la inversión debe concluir en agosto del 2019.

Al respecto de lo dicho por Ríder, Díaz-Canel llamó a agilizar la transportación de parte del equipamiento estacionado en el puerto de Boquerón.

El flamante puente sobre el río Toa, fruto de la solidaridad de la República Bolivariana de Venezuela con Cuba, fue el segundo sitio recorrido por el mandatario, quien exhortó al Ministerio de la Construcción a extender en el país la tecnología empleada en el viaducto.

En medio de la pasarela, Díaz-Canel divisó, en una pequeña pendiente, una vivienda construida con bloques, tablas de palma y cubierta ligera (llamadas mixtas), de las cuales se han terminado cientos en la provincia, principalmente en Baracoa y Maisí.

Al contemplar el caudal del Toa conoció de la vigencia de la tradición de celebrar allí, cada año, en el verano, un festival de balseros.

La comitiva, integrada también por varios ministros, viceministros y funcionarios, visitó además la planta de asfalto de Maraví, la cual está en fase de ajuste y puesta en marcha.

El Presidente conoció, además, que en un primer momento la producción de esta industria estará destinada a la pavimentación de la carretera Baracoa-Moa y de la parte del vial Baracoa-Maisí que dispone de penetración invertida.

Carlos Ávila Calzadilla, ejecutor de la obra, y el ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña, ofrecieron a Díaz-Canel una amplia explicación sobre la planta, que es de tecnología china, automatizada y semimóvil.

Aledaño a esa instalación, visitaron un molino de áridos que en unas horas, prácticamente, iniciará la etapa de ajuste y puesta en marcha. Esta industria tiene capacidad para producir 25 metros cúbicos de áridos por hora.

La Desfibradora de Coco fue el último colectivo recorrido en Baracoa por el Presidente cubano. Allí dialogó con sus trabajadores y una vez observada la producción obtenida indicó realizar un estudio sobre las industrias cubanas que emplean este recurso con vista a garantizar su mercado.

Como parte del encadenamiento del coco, también sugirió aprovechar el agua de ese frutal y puntualizó que todo lo que se pueda hacer para vender los productos acabados, con valor agregado, es conveniente para el país.

A la salida de esa instalación, ubicada en el barrio El Turey, Díaz-Canel fue abordado por pobladores, quienes lo acogieron con vítores, le expresaron estar orgullosos de su visita a Baracoa y atendió a algunas personas con preocupaciones en torno, sobre todo, al tema de la vivienda.

A mí me encanta Baracoa, tiene sitios muy lindos, varios de los mejores ríos de Cuba. Nos llevamos experiencias interesantes de cosas que se hacen aquí, en la Primera Villa de Cuba. Un saludo para Baracoa y que continúe siendo bella, comentó el Presidente.

Add comment

Security code
Refresh

Videos | Reforma Constitucional