Mujeres religiosas cubanas abogan por el respeto y la paz mundial

 

Representantes de diferentes credos y asociaciones fraternales de Cuba hicieron hoy un llamado en esta capital al respeto hacia todas las creencias religiosas y abogaron por el derecho de las naciones del mundo a vivir en paz.

Cuba se distingue por su amplia diversidad religiosa, cada organización tiene características propias, pero a la vez puntos comunes, con orgullo podemos afirmar que no existe en el país lucha entre ellas, subrayó Sonia García, funcionaria de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Cada día debemos luchar con mayor ahínco por la cohesión de los creyentes entre sí y con el resto de los que no lo son, dijo García en el contexto del Encuentro Interreligioso de Mujeres Cubanas, efectuado en el Patronato de la casa de la Comunidad Hebrea de Cuba.

Aquí estamos, judías, budistas, musulmanas, cristianas, entre otras, mujeres cubanas todas reclamando la paz en América Latina, en especial en el hermano pueblo de Venezuela, amenazado por Estados Unidos y gobiernos entreguistas de la región, manifestó García.

Maryam Camejo, de la Liga Islámica de Cuba, expresó que en la mayor de las Antillas las mujeres musulmanas a diferencias a las de muchas partes de Europa y Estados Unidos viven sin ser víctimas de la islamofobia porque aquí no se fomenta en los medios de difusión masiva el odio al otro por la religión.

Tampoco existe discriminación institucionalizada, porque la diversidad implica convivencia y respeto, yo soy un ejemplo de ello, pues soy periodista de la conocida revista Bohemia.

Por su parte, Dalia Alfonso, de la Federación Espiritista de Cuba, recordó que las mujeres practicantes siempre sirvieron a su país en todas las etapas de la historia sin abandonar su fe y su misión de caridad.

Las féminas espiritistas tienen voz en esta revolución desempeñando un papel protagónico en el desarrollo de la sociedad como obreras, científicas e intelectuales, destacó.

En estos momentos -dijo Alfonso- las espiritistas luchan por la unidad dentro de su denominación y de todos los creyentes del país, porque formamos parte del diálogo interreligioso.

Nos unimos junto a las mujeres de fe de toda Cuba para pedir por la paz en América Latina, el Caribe, de Venezuela y de toda la humanidad, aseveró Alfonso.

En el Encuentro Interreligioso de Mujeres Cubanas también se abordaron temas como las féminas en el cristianismo, el judaísmo, y los retos y desafíos de ellas en estos tiempos.

Add comment

Security code
Refresh

Videos | Reforma Constitucional