Telefonía celular en Cuba cumple 26 años. Por Omar Pérez Salomón

Este 11 de diciembre la telefonía celular en Cuba cumple 26 años. Me llamó para recordármelo el Doctor en Ciencias Rafael Galindo Mier, uno de los fundadores de Cubacel, la empresa creada para iniciar este servicio.

A mediados de 1990 nuestro país recibió una visita que tendría en el futuro una repercusión tremenda en el desarrollo de las telecomunicaciones de Cuba. Se trató del empresario mexicano Luis Miguel Niño de Rivera, portador de una propuesta de negocio para crear una empresa mixta cubano-mexicana para la prestación del servicio de telefonía celular en Cuba.

Esta sería la antesala de la creación de Cubacel, primera empresa mixta con capital extranjero en la rama de las comunicaciones, que comenzó sus operaciones el 11 de diciembre de 1991.

El líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, participó en el acto de firma del otorgamiento de la Concesión Administrativa. Fue permanente su preocupación para que este servicio no ahondara las desigualdades en la sociedad cubana. También participaron Manuel Castillo Rabassa, Ministro de Comunicaciones en aquel momento y Niño de Rivera.

Otros compañeros que contribuyeron a concretar este proyecto fueron Manuel O. García Fernández, Filiberto Au Kim, Alberto Cid, Juan Vega Vega, Concepción Portela, Reynaldo Montero de Miranda y Elisa Behemaras, entre otros.

Según cuenta Rafael Galindo en un libro en preparación, “Durante el año 1992 se realizaron todas las instalaciones en Cuba y el socio mexicano de Cubacel consiguió que la firma sueca Ericsson –a pesar del bloqueo estadounidense- garantizara el suministro del equipamiento a Cuba.

“Para la facturación del servicio prestado, Luis Miguel Niño de Rivera se apoyó en un profesor mexicano de Tijuana, que había desarrollado un software a tal efecto. Durante todo el año 1993 este señor venía mensualmente y personalmente introducía los datos en su computadora y realizaba la facturación sin permitir la participación de la parte cubana. Estábamos en una dependencia tecnológica absoluta.

“En 1994, los ingenieros Jorge Galindo, Adys Lastre y Joel Chaviano desarrollaron un software (InmidiateService-IS) que permitía facturar a los clientes prepago. El prepago en aquel tiempo no era activado por la señalización y se soportaba en un depósito previo realizado por el cliente. Este desarrollo recibió Premio del Fórum Nacional de Ciencia y Técnica.

“La facturación postpago seguía siendo monopolio del profesor mexicano. No obstante, el desarrollo del IS fue un desarrollo autóctono de Cubacel y un primer paso muy estimulante en la larga cadena de desarrollos propios de la empresa que le dieron una mayor soberanía tecnológica.

“En 1995, con la entrada del ingeniero Orlando Arias y del Contador Jorge Negrín – unido a la experiencia en facturación del ingeniero Eldis Cobo Monzón – se comenzó a desarrollar el Sistema Integral de Gestión Celular (SIGC) que incluía la facturación.

“Para ello, Jorge Galindo, Adys Lastres, Orlando Arias y Jorge Negrín, comenzaron a programar sobre unos equipos Data General, que constituían en aquel momento la técnica más avanzada disponible. El servidor de Data General era conocido como AVIION y el arreglo de discos para la base de datos como CLARION. El software que usaba Data General era el de la compañía estadounidense ORACLE, también considerado el más avanzado.

“Con el crecimiento de la base de clientes el grupo técnico tenía que hacer modificaciones constantes en el SIGC. El ingeniero Orlando Arias vivía prácticamente haciendo actualizaciones (up-grade) al sistema de facturación. Realmente este equipo hizo innovaciones prodigiosas para mantener la vitalidad y soberanía tecnológica de Cubacel.

“Posteriormente, a través de Copextel, se dio un despegue definitivo en la independencia de la fuente de suministros de estos equipos.

“Los primeros terminales (celulares) fueron suministrados directamente por Ericsson y aunque eran enormes (recordemos que estábamos en 1993), permitieron realizar las primeras ventas de equipos celulares en Cuba a los primeros clientes”.

Después de un breve período de 14 meses dedicados a la instalación de la infraestructura técnica básica, el 24 de febrero de 1993 comenzó la operación comercial de la empresa en el subsistema occidental (La Habana y Varadero).

En los años siguientes, Cubacel continuó la ampliación de la cobertura hacia otras regiones del país. En marzo de 1995 se inauguró el subsistema oriental con la cobertura en la ciudad de Santiago de Cuba; en mayo de 1996 se extiende el servicio a Moa y se da cobertura a una parte de los 132 km de la autopista Habana-Varadero.

En junio de 1997 se puso en marcha el subsistema central con la cobertura de la ciudad de Cienfuegos y, en 1998, se extendió el servicio a la ciudad de Santa Clara. El 31 de mayo de 1999 se inauguró el servicio en la ciudad de Holguín.

Durante el año 2000 se efectuó un crecimiento de zonas con cobertura en las ciudades de Pinar del Río, Cayo Coco, Ciego de Ávila, Camagüey, Sancti Spíritus, Las Tunas, Bayamo, Guantánamo y Nueva Gerona.

Asimismo, en esos años también se ampliaron las capacidades y coberturas en La Habana, Matanzas y Varadero; se realizaron importantes inversiones en el área informática de la empresa y en la actualización de la tecnología utilizada para prestar el servicio.

En el año 2003 se fundieron en ETECSA las empresas celulares CCom y Cubacel, creando un operador unificado con una nueva concesión y un nuevo plan de desarrollo de telefonía fija, celular y datos.

La obtención de créditos y tecnologías a partir del año 2007 permitió implementar un programa de desarrollo de la telefonía móvil, que posibilitó el comienzo de la comercialización de este servicio a personas naturales el 14 de abril del 2008.

Hoy unos 4,4 millones de cubanos acceden al servicio celular y la tendencia en este sentido es creciente.

Add comment

Security code
Refresh