Excelencias hoteleras del Camagüey

 

En la hoy Plaza del Gallo, nombre de una antigua tienda de ropa masculina, convertida en pizzería, en la ciudad de Camagüey se encuentran dos hostales erigidos en antiguas edificaciones: el Camino de Hierro y el Santa María, ambos de la categoría E de la compañía Cubanacán, de bien ganado prestigio.

A pocos pasos de la Plaza está el Hostal Tula, en una confortable casona colonial que rinde homenaje a la poetisa Gertrudis Gómez de Avellaneda. Muy cerca, por el paseo peatonal de la calle Maceo, esta el Gran Hotel, de legendaria trayectoria.

Otros dos sitios de imprescindible visita al Camagüey,  son la Plaza de San Juan de Dios y la Plaza del Carmen, con una explanada embellecida por grupos de esculturas que reflejan escenas de ambiente tradicional, de la artista camagüeyana Martha Jiménez, Premio Unesco.

 El otrora hospital San Juan de Dios, cuya iglesia y convento adjunto han sido totalmente restaurados, atesora una de las más conmovedoras leyendas camagüeyanas. 

 Muerto en combate el 11de mayo de 1873, el cadáver del Mayor General Ignacio Agramonte fue expuesto por las autoridades españolas en ese lugar, donde se asegura que fue incinerado y sus cenizas expandidas al viento. 

 Alrededor de la apacible explanada cubierta de adoquines operan hoy, en antiguas casonas de estilo colonial, algunos de los mejores restaurantes de la ciudad, a los que fluyen grupos de visitantes extranjeros.

A juicio de expertos de turismo, después de La Habana Vieja y Trinidad, el centro histórico de Camagüey, por su extensión y conservación, es el más interesante de la Isla y bien merece una visita en un ilustrativo y muy acogedor circuito de ciudades patrimoniales.

 La también llamada Ciudad de los Tinajones dispone de excelentes conexiones aéreas en su confortable    Aeropuerto Internacional, que dispone de la segunda mayor pista del país, o por carretera, desde cualquier sitio en Cuba. 

 Siempre se habló de Camagüey como una ciudad que esconde tesoros arquitectónicos, bellas iglesias de estilo barroco y las más lindas mujeres de Cuba, a lo que se pudiera añadir que tanto en Santa Lucía y la cayería de Jardines del Rey, en el Norte, como al Sur, en Jardines de la Reina, dispone de espectaculares refugios de sol y playa, para complementar una placentera estadía en cualquier época del año.

 Pero en Camagüey sobresale el amor de sus pobladores a sus adoquinadas y complejo trazado de las  calles y sus rojas tejas y tinajones que le hacen un lugar único para lugareños y visitantes.

 Cada año, la Oficina del Historiador de la ciudad, incorpora nuevas obras en un constante labor de remodelación. Como lo hace ahora, en lo que será el Museo Ferroviario, en la antigua terminal de los trenes, donde varias vetustas locomotoras de vapor le dan la bienvenida.  

 (Fotos tomadas de Internet y Miozotis Fabelo)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Videos TV Camagüey

Ciudad que vivo, Ciudad que soy