Rinden combatientes internacionalistas tributo a Céspedes

El aniversario 143 de la caída en combate del Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes fue el principal tema de un encuentro de combatientes camagüeyanos  del Batallón de la Gloria Combativa y de otras unidades militares que participaron en la primera etapa de la “Operación Carlota”, la prolongada y exitosa campaña internacionalista cubana, desde finales del año 1975 hasta  mayo del año 1991.

El 27 de febrero de 1874, en la zona de San Lorenzo, al oriente de la Isla, cuando muere en desigual combate contra tropas españolas, el principal organizador del levantamiento armado conocido por la Guerra de los Diez Años y primer presidente de la República en Armas.

En la tradicional peña histórica - cultural  de los combatientes de El Mayor, con sede en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), un grupo de veteranos del batallón  constituido el 24 de enero de 1976 compartieron con hermanos de armas del Primer Regimiento de Infantería Motorizada del Frente Sur (RIMFS), miembros de otros contingentes y otros  invitados del Ejército Rebelde, de la Clandestinidad y la Lucha Contra Bandidos.

Estos encuentros son liderados  por el profesor universitario, poeta y ensayista escritor Benito Estrada Rodríguez. En esta oportunidad, uno de los integrantes del RIMFS relató cómo surgieron expresiones de patriotismo aparejado a los hechos de la misión internacionalista desde la partida del puerto de Nuevitas, hasta la llegada a la ciudad de Silva Porto, hoy Kuito, uno de los principales enclaves de la UNITA (Unión Nacional para la Independencia Total de Angola) en el centro del país.

Si, es cierto que en la ruta explotaron minas, con mucho daño personal y material, el lodo inundó los caminos, de tal forma que los cañones de alto calibre eran sacados con vehículos “arrastra tanques”, pero no se pueden olvidar como a pocos días del arribo al puerto de Luanda,  en pleno mar, dos de los buques que trasladaba escondidos tropas, camiones tanques y artillería viajaron aparejados unos largos minutos y el personal salió a la borda para saludarse y sobre todo cantar el Himno Nacional Cubano.

También fue significativa la partida de una de las columnas de combatientes internacionalistas  hacia el sur en una fecha tan memorable como el 28 de enero, en el aniversario 123 del natalicio de José Martí. Al día siguiente de la toma de la entonces ciudad de Silva Porto, el 15 de febrero se organiza en una vivienda un lugar para que los cubanos pudieran votar en el referéndum por la Constitución de la República de Cuba.

Los artistas Idelgiza Salazar, acompañada por el guitarrista Héctor Peláez, interpretó varios números musicales de gran sentido patriótico. En la parte cultural también se leyeron poemas y escucharon una variedad de canciones.

 Según datos del investigador Benito Estrada Rodríguez, en su libro testimonio “Combatientes del Mayor”, en los primeros meses de la lucha, participan alrededor de 200 camagüeyanos que habían marchado como parte de otros contingentes cubanos. La cifra se multiplicó, posteriormente, con el Batallón de la Gloria Combativa Camagüey y otras unidades militares, integradas la mayoría por reservistas.

 (Imagen tomada de Internet)

Add comment

Security code
Refresh