Voluntad y derecho ciudadanos

Los camagüeyanos están prestos a la consulta popular y sufragio de la nueva Constitución, con el orgullo de que en sus tierras hace 149 años, se firmara la primera Carta Magna de los cubanos.

 El Camagüey fue sede de todas las Asambleas Constituyentes durante las guerras anticolonialistas iniciadas el 10 de octubre de 1868, para crear y aprobar la Ley de leyes y organizar la República en Armas.

En Guáimaro se realizó la primera en abril de 1869 con el fin de consolidar las ideas para superar divisiones en las tres zonas del país, vital para la organización de la revolución, su representatividad en el extranjero y el desarrollo de las operaciones bélicas.

 Una Constitución que fue redactada por Ignacio Agramonte y Antonio Zambrana y entre los aspectos más significativos de sus veintinueve artículos, se encontraba la declaración de que todos los habitantes de la República eran libres, lo que ratifica la nueva constitución a refrendar por los cubanos. 

 Investigadores y personalidades cubanas reconocen la Constitución de Guáimaro como muy completa para su época, como refleja el proyecto de la que aprobará el pueblo, contentiva de las bases para dar continuidad a la Revolución Socialista.

 La Guerra de Independencia iniciada en 1895 fue el marco cronológico de las otras tres Asambleas en Camagüey, donde la formación del gobierno estuvo latente desde sus primeros momentos.

 El Comandante en Jefe Fidel Castro destacó en Camagüey durante el acto por el centenario de la caída en combate de Agramonte: «Pero es realidad que, pese a la pureza de principios, el patriotismo y la honradez de los cubanos, las instituciones no marcharon y en tales circunstancias no pudieron marchar tal como ellos las habían concebido, tal como ellos las habían idealizado».

 A pesar de ello, en Guáimaro se dio el paso decisivo hacia la constitución de la nación cubana, se abrió la puerta principal a la consolidación de nuestra nacionalidad, de nuestra identidad.

 El 24 de febrero de 1976, en la proclamación de la Primera Constitución Socialista en América, el actual General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba significó: «Jamás en toda la historia de nuestra Patria y de nuestro continente ha sido aprobada una Constitución de contenido tan revolucionario y progresista; que responda en tan alto grado a los intereses de la Patria y del pueblo; que consagre y garantice con tal amplitud, y en tal correspondencia con la realidad económico-social de la que se deriva y a la que norma jurídicamente, los principios de igualdad y justicia social y los derechos del individuo en concordancia con los intereses de toda la sociedad».

  En estos meses, al dirigente histórico encabezó la comisión creada para reformar la Constitución del país, con el objetivo de actualizarla ante los recientes cambios económicos y sociales en la isla. Según han informado distintos medios de comunicación, el nuevo texto constitucional aprobado por la Asamblea Nacional, pasará ahora a discusión popular del 13 de agosto al 15 de noviembre.

(Imagen tomada de Facebook)

Add comment

Security code
Refresh

Ciudad que vivo, Ciudad que soy

De Camagüey | En videos