Fidel entre nosotros

Fidel y los soldados de Agramonte (+ GALERÍA)

“Más, si los camagüeyanos pueden sentirse satisfechos de lo que han creado con sus brazos, con su espíritu revolucionario en los pasados treinta años de Revolución, pienso que mucho mas satisfechos han sentirse por lo que están creando ahora mismo y por las perspectivas del futuro” Estas palabras de reconocimiento pronunciadas en 1989 por el Comandante en Jefe,  en el acto central por el aniversario 36 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes --celebrado en la Plaza de la Revolución Mayor General Ignacio Agramonte—se suman a otras muchas de aliento expresadas en las visitas a la provincia para evaluar y proponer tareas para el desarrollo agropecuario, industrial, educacional y social de la provincia. Por asociación de ideas, la afirmación al parecer podría corresponder, sin dudas, a la histórica intervención de Fidel el 11 de mayo de 1973, en el centenario de la caída de Agramonte, en la que apuntó que las actuales generaciones en los ejemplos de lucha de los mambises. Muy inspiradora fue entonces la convocatoria. “Y si queremos saber cómo deben ser los camagüeyanos en esta lucha contra la pobreza, en esta lucha por el desarrollo, en esta lucha por la Revolución: ¡Cómo los soldados de Ignacio Agramonte! ¡Y cargar al machete, como cargaba su caballería gloriosa en aquella épica contienda! Tras la presencia de Fidel en el acto público del año 1989, los cubanos enfrentaron con valentía y creatividad décadas un periodo de restricciones económicas por el desmoronamiento del campo socialista,  pero no detuvimos la marcha a pesar de la falta de combustible, las limitaciones para el acceso mercado de alimentos y el bloqueo despiadado de los Estados Unidos. No perdimos el sueño.

El concepto de Revolución

“Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo”.


El 1ro de mayo de 2000 en la Plaza de la Revolución José Martí, el Comandante en Jefe Fidel Castro dio a conocer el concepto de Revolución, que resume en su esencia la historia pasada, presente y sobre todo futura de la nación cubana.