Mentes torcidas

[caption id="attachment_28136" align="alignright" width="208"]byDhjzH (Tomada de www.redpres.com)[/caption] Una nueva campaña mediática sucia contra la República Bolivariana de Venezuela desarrolla la CNN (Cable News Network). Ahora la cadena noticiosa de televisión  manipula informaciones sobre la presunta entrega fraudulenta de visas y pasaportes venezolanos en la embajada de Venezuela en Iraq, a la cual vinculan al vicepresidente Tareck El Aissami. Fiel a su línea editorial de marcado pensamiento norteamericano y contrario a la izquierda política en los cuatro puntos cardinales, la televisora por cable que tiene como slogan  "The Most Trusted Name in News" (El nombre más confiable en las noticias) ha transmitido un reportaje que fue manipulado en el Congreso de Estados Unidos para afirmar que podrían ocurrir ataques terroristas en territorio norteamericano con apoyo de Venezuela. ¿Podría alguna persona con cuatro dedos de frente poner en duda que este proceder mediático refleja la vinculación de CNN con la Agencia Central de Inteligencia (CIA) u otros servicios secretos de Washington? ¿Qué otra reacción podría asumir la cadena de televisión estadounidense, paladín del “libre flujo de la información” que precisamente difundió la gran mentira de la existencia de armas de destrucción masiva en Iraq, cuyas lamentables consecuencias inundó todos los espacios informativos del mundo? Las falsas informaciones promovieron en el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sanciones contra el vicepresidente Tareck El Aissami, un abogado de 42 años de ascendencia sirio-libanesa, a quien también se añaden con el fin de desprestigiarlo acusaciones de relaciones con el narcotráfico. El ataque mediático contra el venezolano era previsible. Tarek es una espina atravesada en el gaznate del Tío Sam.  A los pocos minutos de ser nombrado vicepresidente el pasado mes de enero, dejó claro su posición radical en torno al acercamiento entre gobierno y oposición. Temblaron las piernas de los apátridas de la extrema derecha en sus intenciones de cambiar el rumbo de la revolución inspirada en ideario de Simón Bolívar, a quien se atribuye la sentencia: “Los Estados Unidos parecen destinado por la providencia para plagar a América de miserias en nombre de la libertad”. La nueva campaña desacreditadora contra el ejecutivo del gobierno venezolano tiene origen en supuestas declaraciones de un ex empleado del servicio exterior Misael López vinculado con el partido derechista Voluntad Popular y con grupos antichavistas radicados en Estados Unidos. Fue detectado en un banco de Bagdad, cuando intentó sacar dinero usurpando la identidad de un funcionario venezolano, según declaraciones de Delcy Rodríguez, ministra de Relaciones Exteriores del país sudamericano. A la salsa verde amarga –como el dólar--, digo al espectáculo mediático de CNN se sumaron algunos personajillos, entre ellos contrarrevolucionarios de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen, Robert Menéndez, Marco Rubio, Mario Díaz Balart, que acusaban al vicepresidente venezolano por vínculos al terrorismo internacional. ¡Nada menos que ellos! La Agencia Venezolana de Noticias destacó que en una carta abierta publicada este miércoles en el diario The New York Times, el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, denunció que las medidas sancionatorias impuestas por el Departamento del Tesoro estadounidense, a través la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), son ilegales y violatorias del Derecho Internacional Público; además, son producto de falsas acusaciones creadas por grupos de interés de la nación norteamericana La actual CNN tiene sin dudas posiciones muy alejadas al concepto y profesionalismo inicial cuando su dueño era Ted Turner. Mucho prestigio ha perdido  bajo el mando Time Warner, el tercer conglomerado mundial de medios y entretenimiento en el mundo, y convertirse en uno de los tentáculos de la política norteamericana contra las aspiraciones de los  pueblos latinoamericanos. Frente a las falsas noticias difundidas por la cadena informativa de televisión norteamericana, el gobierno bolivariano  respondió adecuadamente: ¡Fuera la CNN de Venezuela! La decisión tiene el respaldo del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad  que convocó  a una movilización internacional durante los días 1, 2 y 3 de marzo,  en las redes y movimientos sociales. La verdad debe imponerse frente a las mentes torcidas, mediocres y manipuladores que proliferan en la programación informativa de la Cable News Network. (Texto original publicado en www.upec.camaguey.cu)    

Add comment

Security code
Refresh

Especiales TV Camagüey

Especiales de TV CamagüeyEspeciales de TV Camagüey