¿Quién es el favorito para coronarse en el Mundial de fútbol?

Si alguna conclusión puede sacarse antes de comenzar la ronda de cuartos de final en la Copa del Mundo de fútbol es que todos los equipos con vida tiene opciones de coronarse, aunque todavía algunos miren de reojo a Costa Rica. Las ocho selecciones clasificadas han mostrado rendimientos irregulares durante el torneo del orbe, con la única excepción de Colombia, brillante todo el tiempo con James Rodríguez en estado de gracia. El elenco cafetero que dirige el argentino José Pekerman exhibió hasta ahora un juego fino y balanceado, de vocación ofensiva pero sin pasar por alto el marcaje férreo y solidario en toda la cancha. James marcha de líder goleador de la justa con cinco dianas, pero más allá de eso proporciona calidad al equipo en la zona de volantes, junto al fuera de serie Juan Guillermo Cuadrado, un jugador pretendido por grandes clubes europeos. Pero Colombia tiene un problema, un gran inconveniente, en los cuartos de final deberá enfrentar a Brasil, cinco veces campeón del mundo y para colmo anfitrión de la cita del orbe, un valor agregado muy a tener en cuenta a la hora de realizar pronósticos. Ciertamente Brasil está torpe, incoherente y falto de idea en el centro del campo, pero siempre será Brasil, el equipo al que todos temen solo por el peso de la camiseta, además de tener a Neymar, el genio del Scratch, un tipo todo corazón que llora las victorias y vive al límite cada momento sobre la cancha. El favorito en este duelo es complicadísimo adelantarlo, pero quién apuesta un peso en contra de Brasil, en casa y ante 70 mil torcedores, frente a una Colombia talentosísima pero compuesta por futbolistas jóvenes e inexpertos al máximo nivel. Algo totalmente opuesto ocurre en el duelo Holanda-Costa Rica, o mejor, el eterno equipo incapaz de conquistar un título mundial contra el equipo revelación de esta Copa. Como indica la lógica, todos (excepto muchos fans ticos) pondrán su ficha en el muñeco de los europeos y volverán a colocar de frágil cenicienta a la escuadra centroamericana, porque ningún matagigantes gana un campeonato, simplemente matan gigantes y en algún momento se apartan con mucha dignidad, además de conseguir la distinción honorífica de \"Equipo más combativo del Mundial\". Holanda, que venía de buenos desempeños en la fase de grupos -recuerden aquella estruendosa victoria 5-1 sobre el aún campeón vigente España-, se atoró en octavos de final ante la renacida escuadra de la México, aunque finalmente saldó el trámite victoriosa, con otra excelente actuación de Arjen Robben (junto a James Rodríguez y Lionel Messi, los mejores jugadores del certamen). Para beneplácito de los tulipanes, la Sele de Costa Rica afrontará este duelo con dos sensibles bajas en defensa y con el excesivo desgaste que provocó la victoria en la ruleta rusa de los penales frente a Grecia, la roca. Sin duda, Holanda llevará el cartel de favorito en este duelo para avanzar a semifinales (por segundo Mundial consecutivo), aunque esa etiqueta también la portaron los hoy \"difuntos\" conjuntos de Uruguay, Inglaterra e Italia, todos víctimas de los costarricenses. Ya los otros dos duelos se antojan mucho más parejos. El primero, Argentina-Bélgica, por el irregular desempeño de la albiceletes, y el segundo, Francia-Alemania, por la enorme paridad entre ambos equipos. Además de la historia, los bicampeones mundiales argentinos son favoritos sobre los belgas porque tienen a Messi y poco más (aquí se incluye Ángel Di María), incluso afrontarán el duelo con el fantasma de Diego Armando Maradona, ya que desde 1990 (el último Mundial que jugó completo el Pibe de Oro) son incapaces de superar la ronda de cuartos de final, no ya de conquistar la corona. Tanto Argentina como Bélgica se mantienen invictos en el torneo, con cuatro triunfos en cuatro presentaciones (solo Colombia los emula), pero la solidez de los Diablos Rojos supera por amplio margen a la asimetría del rendimiento de la Celeste y Blanca, aunque, recalco, el equipo que tenga a Messi será favorito hasta verse demostrado lo contrario. El choque entre Alemania y Francia es otra cosa, es un encontronazo de poder a poder, extremadamente difícil de vaticinar porque ambos elencos ostentan plantillas de lujo, sin fisuras y acostumbradas a juegos de esta magnitud. Entonces miremos la historia: Alemania venció dos veces a Francia en copas mundiales, específicamente en las semifinales de 1982 y 1986, mientras los galos superaron en una ocasión a los teutones, en 1958, en el partido por el tercer lugar, el que, según dicen, nadie quiere jugar. Lo único cierto hasta ahora en la Copa del Mundo es que no existe un coco (favorito) fiable, todos los elencos encartados en los cuartos de final tienen opciones de coronarse, incluida la Costa Rica de Jorge Luis Pinto, sino pregúntenle a los tres campeones mundiales del grupo de la muerte.(Tomado de Prensa Latina)

Add comment

Security code
Refresh

Especiales TV Camagüey

Especiales de TV Camagüey